Qué hacer con nuestros 15 minutos de fama

July 24, 2015 | By | Reply More

por Miguel A. Ferrer

Un mapa concreto para salir a flote

Nuestra crisis fiscal ha dado la vuelta al mundo. Se ha escrito de nosotros en todos los principales periódicos de Estados Unidos, en las publicaciones financieras y en muchos de los periódicos alrededor del mundo. Todos resaltan nuestra crisis financiera.

Lejos de lamentarnos del efecto de estas noticias negativas, debemos ver que tenemos la oportunidad para que el mundo sepa dónde estamos y qué estamos haciendo para atender nuestra situación. No debemos menospreciar la oportunidad de enseñarle al mundo que vamos a triunfar y que todos podemos beneficiarnos de ese triunfo.

Déjenme compartir con ustedes mi experiencia, para que vean que esta crisis nos ofrece muchas oportunidades. Llevo cuatro o cinco años trabajando en un esfuerzo por atraer inversionistas e inversiones de otras partes del mundo. Encontraba totalmente decepcionante que cuándo hacía un acercamiento a una de estas personas, frecuentemente me preguntaban, y dónde está Puerto Rico. Tenía que explicarles que estábamos en el Caribe. Y cuándo les decía que estábamos cerca de Cuba, ahí caían en cuenta.

Eso ha cambiado. En días recientes, una figura prominente de Europa oriental llamó para ver qué oportunidades podían existir para ellos invertir en Puerto Rico. Y no podemos olvidar el comentario hecho por el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schauble, cuando dijo: “Le ofrecí en estos días a mi amigo Jack Lew (secretario del Tesoro de Estados Unidos) que podíamos incorporar a Puerto Rico en la Eurozona si los Estados Unidos aceptaba a Grecia en la zona del dólar”. Claro, lo dijo a modo de chiste pero no hay duda que por difícil que es nuestra situación estamos mejor posicionados para salir de ella que Grecia en estos momentos.

A fines de junio, el gobierno de Puerto Rico tomó la medida de anunciar al mundo que nuestra deuda es insostenible y, por lo tanto, que intentaríamos reestructurar la misma a la vez que nos enfocaríamos en llevar a cabo reformas estructurales para revitalizar la economía. La decisión se basó en el estudio llevado a cabo por un grupo de economistas internacionales de gran prestigio, con experiencia en el Banco Mundial y en el Fondo Monetario Internacional. Ese grupo, dirigido por Anne O. Krueger, produjo un documento conocido como el Informe Krueger que promueve reformas estructurales para recuperar la competitividad y ofrece un diagnóstico de lo acontecido en nuestra economía.

Me parece que debemos tomar ese documento como base para ver qué tiene sentido hacer. No obstante, carecemos de un plan detallado del camino a seguir. Aquí propongo algunas ideas concretas para proceder, porque el tiempo apremia.

Política para atraer inmigrantes

Puerto Rico ha perdido población a pasos acelerados a partir del año 2000 y más aceleradamente aun en los últimos años. Nuestra diáspora se extiende por el mundo, aunque se concentra principalmente en Estados Unidos donde hay sobre 4 millones de puertorriqueños, más que la población actual de Puerto Rico donde somos 3.5 millones. Tenemos que frenar ese éxodo si queremos crecer. Necesitamos aumentar la población productiva. Necesitamos un paquete de medidas, una política para atraer inmigrantes productivos, con destrezas, sobre todo de la diáspora.

No seríamos los primeros ni los últimos que usamos ese tipo de política para impulsar la economía. Australia, durante el siglo XX y en la actualidad ha seguido una política clara para atraer inmigrantes y estimular así su crecimiento económico.

Nosotros comenzamos con algo de eso con la Ley 22, que sirve para atraer personas de gran caudal. No obstante debemos crear un programa para la diáspora, con metas específicas anuales y un plan detallado de mercadeo y políticas para llevarlo a cabo. Mucho se ha hablado de que en Puerto Rico sólo hay 12,500 contribuyentes que reportan ingresos de más de $100,000 y contribuyen $1,300 millones al fisco. Qué tal si nos enfocamos en traer 1,000 boricuas no residentes con activos promedios de $5 millones todos los años por los próximos 5 años. Tendrían que depositar esos activos en Puerto Rico y realizar una inversión mínima de $1 millón en la isla. De golpe y porrazo le estaríamos inyectando al sistema $5,000 millones anuales y aumentando la inversión en el país por $1,000 millones anuales. Cambiaria la dinámica de nuestra economía a una de crecimiento

Con nuestra autonomía fiscal, podemos crear un atractivo programa de medidas contributivas para atraer inmigrantes y enfocarnos en las categorías que necesitamos, por ejemplo, profesionales con destrezas especiales, empresarios y otros; muchos otros.

Podríamos crear una tasa máxima de 20% para contribuciones sobre ingresos generados de actividades en Puerto Rico. Eso junto a las leyes 20 y 22 seria un imán poderoso para atraer a boricuas en la diáspora. Y en la medida que mejore la economía podríamos reducir la tasa máxima contributiva para todos los residentes en Puerto Rico.

Otras medidas

Estoy totalmente de acuerdo con el Informe Krueger cuando indica que Puerto Rico tiene que dedicar recursos de alto nivel para mejorar las estadísticas que reflejan la competitividad de la isla para hacer negocios en el informe de “Doing Business” del Banco Mundial en el cual clasifica a más de 180 países de acuerdo con su competitividad en distintos aspectos. Debe nombrar a un funcionario de alto rango para que esté a cargo de mejorar nuestra competitividad y que en lugar de estar en lugar 47, que podamos encontrarnos entre las mejores 10 economías para hacer negocios al cabo de dos años. Tenemos que establecernos metas agresivas y ser consecuentes en lograrlas. Enfoquémonos en ser ganadores y no casi ganadores.

El costo de energía es otro de los renglones que hay que atender con urgencia. Sugiero que nos enfoquemos en tres polos para empezar con modelos energéticos competitivos y que se atraigan negocios a esos sectores, la antigua Base Ramey en Aguadilla, la antigua base Roosevelt Roads y el Puerto de las Américas en Ponce. Debemos de buscar una forma ágil de establecer productores de energía competitivos que ayuden a crear y acelerar polos de actividad económica en esas áreas. Nueva energía para nuevos negocios.

En cuanto a las medidas para recaudar fondos, el estado tiene que tener mucho cuidado cómo continúa buscando fuentes de ingreso y a la vez tiene que reconocer que se han mantenido tasas máximas contributivas tan altas que no somos competitivos con países vecinos. Hay que reducir las contribuciones sobre ingresos tanto corporativas como individuales. Debe enfocarse en dos áreas, el impuesto en el consumo y no en la producción y debe mirar hacia el impuesto sobre la propiedad. Es irrisorio que sólo un porciento mínimo pague impuestos sobre la propiedad y que haya una inequidad significativa en cuanto lo que cada uno paga. Más importante aún, el estado tiene que fortalecer sus sistemas de informática, su contabilidad, sus estadísticas y su capacidad para recolectar y fiscalizar. Sin ello, estaremos promoviendo un estado que no sabe lo que pasa bajo sus narices, por lo cual navega a ciegas, como ahora, y es arbitrario en la aplicación de la ley.

Puerto Rico tiene muchos atributos. Vamos a poner la casa en orden y utilizar sus recursos más eficientemente para crecer nuestra economía. Vamos a aprovechar los limones de esta crisis para crear la mejor limonada del mundo.

Category: Puerto Rico

Leave a Reply